25/Abr/2016: COMUNICADO PLAFHC

LOS RECORTES MATAN

TODO NUESTRO APOYO Y SOLIDARIDAD CON LOS

AFECTADOS DE HEPATITIS C DE GALICIA

 

Un Gobierno en funciones sigue sacando leyes, aplica recortes para que sean asumidos por el Gobierno próximo y en un alarde de cinismo, un miembro de su Gabinete - el ministro Montoro -  acusa a los enfermos de Hepatitis C de ser los causantes del déficit y nos amenaza con una posible suspensión de los tratamientos el año próximo.

Mientras el Ministro Alonso declaraba el 25 de marzo de 2015 – fecha en la que el Consejo Interterritorial aprobaba el PLAN DE HEPATITIS C –,  que “el dinero no va a ser problema”, e incluso anunciaba que “las CC. AA. se iban a reunir con el Ministerio de Hacienda para gestionar el detalle de estos créditos con intereses bajo, un periodo de amortización de 10 años y que no computarán como déficit”, Montoro quiere justificar ante la Unión Europea su fracaso  por no haber podido aplicar los recortes, culpando a los afectados de Hepatitis C del incumplimiento del déficit y con un juego más propio de un trilero, incumple los acuerdos del Consejo Interterritorial de Sanidad.  

Los Gobiernos de las CC.AA. presididas por  el PP (Madrid, Castilla y León, Murcia y Galicia) se han subido inmediatamente al carro de los argumentos de Montoro utilizando la misma justificación, que  pone de manifiesto la facilidad con que se utiliza a los afectados de Hepatitis C y otras enfermedades crónicas para  justificar sus fracasos de Gobierno.

En Galicia, además, se ha visualizado de forma nítida la misma falta de voluntad política que se da en el Gobierno central. Al igual que sucedió al inicio de la lucha de la Plataforma de Afectados por Hepatitis C con Ana Mato, altos cargos del Ministerio de Sanidad y la empresa Gilead, dos altos cargos de la Xunta se enfrentan a una denuncia por prevaricación y homicidio por imprudencia profesional grave. Esta vez -a diferencia de la querella promovida desde la PLAFHC contra la Ministra – el Fiscal de Santiago ha hecho suya la denuncia presentada por la Asociación Batas Blancas y el Juzgado nº 3 de Santiago la ha admitido a trámite y ha empezado a investigar la muerte de siete enfermos de Hepatitis C a los que les llegaron tarde los tratamientos, así como a uno más que falleció sin  recibirlo.

Sin duda alguna, la denuncia  de los afectados de Galicia pone de nuevo sobre la mesa la querella presentada en el febrero de 2015 ante el Tribunal Supremo y que en la actualidad, se halla en el Tribunal Constitucional pendiente de un recurso de amparo.  

Desde la PLAFHC mostramos nuestro apoyo y solidaridad a la Plataforma Galega de Afectados pola Hepatite C, a la vez que renovamos nuestro compromiso de seguir en la lucha hasta que la Justicia castigue a los responsables de las muertes que se hayan producido por la falta de tratamientos o un retraso penable.

 

 

JUNTA DIRECTIVA DE LA PLAFHC